Un sermón contra el derecho a decidir

A menos de un mes de la fecha pautada para el tratamiento del proyecto de legalización del aborto en la Cámara Baja, el prelado Carlos Sánchez llamó públicamente por su nombre de pila a los nueve representantes tucumanos y les exigió que voten en contra.

Chequea también

Más interrogantes que certezas

En su declaración como arrepentido, el ex titular de la Cámara de la Construcción describió un esquema de sobreprecios aunque no aportó pruebas. Sus afirmaciones colocarían como involucrados a Calcaterra y al propio Macri.