Pedro Sánchez es el nuevo presidente español tras la destitución de Mariano Rajoy

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, logró unir fuerzas en el Congreso de los Diputados para aprobar la moción de censura contra el mandatario Mariano Rajoy, después de que su partido fuera condenado por lucrarse en una trama de corrupción.

Con un apretón de manos entre el destituido Mariano Rajoy y el nuevo presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, se selló una victoria para el dirigente del Partido Socialista Obrero (PSOE) en el Congreso, que consiguió convencer a los nacionalistas vascos (PNV y EH Bildu), a los independentistas catalanes (ERC y PDeCAT), a los valencianos de Compromís y a la ascendente izquierda Unidos Podemos de votar a favor de una moción de censura contra el Partido Popular.

“Propongo un gobierno socialista paritario y europeísta que cumplirá con la UE (Unión Europea) y la Constitución. Su hoja de ruta: estabilizar, atender las urgencias sociales y convocar elecciones”, prometió Sánchez, quien se convirtió en el séptimo presidente del Gobierno desde la restauración democrática española en 1977.

“Hoy gana la democracia”, destacó Sánchez, mientras avanzaba la moción de censura en el Parlamento. El execonomista de 46 años asumió de forma inédita el cargo, ya que no cuenta con un escaño como diputado, al haber renunciado en 2016.

El líder del PSOE, amante de la política dese su juventud, nació el 29 de febrero de 1972 en Madrid, donde creció en el seno de una familia acomodada. Su padre fue economista y empresario, y su madre funcionaria de la Seguridad Social y abogada.

Militante socialista desde los 21 años, fue concejal municipal en Madrid de 2004 a 2009. Luego se convirtió en diputado y su carrera política despegó.

En 2014, Sánchez aterrizó en la Secretaria General del Partido Socialista Obrero, pero no le fue muy bien, ya que al obtener en las elecciones de 2016 el peor resultado de la historia del partido, los militantes socialistas forzaron su dimisión. Pese a eso, un año después, en mayo de 2017, reclamaron que regresara como secretario sucediendo al político Alfredo Pérez Rubalcaba.

Ahora, tras deponer a Rajoy, su rival político con el que ha tenido una relación distante, excepto por la postura en común que ambos han sostenido contra el proceso independentista catalán, Sánchez tiene la responsabilidad de lograr estabilizar la democracia española, apuntando como dijo, a lograr la unidad.

Con EFE

Chequea también

Mas detenidos en Pico Truncado #OperativoSangreVerde

MINISTERIO DE GOBIERNO Operativo “SANGRE VERDE”: secuestro de Marihuana y detención de siete personas La …