En sintonía con el reclamo sindical

Pichetto, Guastavino y Caserio impulsan una iniciativa para que no paguen ese impuesto los sueldos menores a 77 mil pesos y así compensar en parte el “deterioro que viene sufriendo la remuneración del asalariado”. Además, criticaron la situación económica.

Chequea también

En busca de una CGT opositora

Los dirigentes sindicales buscan generar una central obrera más decidida a confrontar al Gobierno. Ofrecen una agenda programática mínima para sumar tanto a gordos, independientes y los camioneros.